Educación Social y otras cosas mucho menos importantes...

martes, 12 de enero de 2010

Ladybird, Ladybird...


En este caso se nos presenta un conflicto tan desgarrador como real, donde una mujer con una vida inestable, madre de cuatro hijos de distinto padre intenta rehacer su vida junto a su nueva pareja y donde encuentra que el mayor obstáculo para conseguirlo son los servicios sociales que abanderando una celosa protección del menor ponen aún más cuesta arriba la normalización de la vida de la protagonista y creo que esa es la gran cuestión que se nos plantea en la película ¿hasta donde pueden y deben llegar los servicios sociales?
Analizaremos los varios puntos claves que existen en la historia, y que se desarrollan de forma secuencial, por lo que es necesario desgranar poco apoco para facilitar la comprensión de porque ocurre todo lo que ocurre. También creo que es importante los puntos de vista y actuaciones no solo de los protagonistas, si no de las instituciones.

En primer lugar, debemos de desmenuzar un poco cuales son los pecados de Maggie, la protagonista. Por un lado se trata de alguien cuya infancia ha sido marcada por los malos tratos a su madre, por lo que podemos suponer (y así se nos insinúa en la película) que eso la ha influido en su auto imagen como mujer, buscando ella un modelo de pareja parecido a su padre, que aunque era un maltratador, probablemente (y esto se deduce del dialogo de la escena de maltrato a la madre) se preocupara por atender a sus hijos y mantuviera cierta estabilidad familiar, algo por cierto común en este tipo de perfiles. Como hemos dicho, eso condiciona la imagen de la protagonista que ve normal relaciones que no lo son, desconoce otro tipo de modelos, por ello los padres de sus cuatro hijos anteriores cumplen este perfil; es más, su última pareja también lo es, repitiendo el modelo de atención y protección a los niños aunque en este caso no sean suyos. Esta incapacidad de elegir una pareja y por lo tanto de formar un ambiente familiar sano, es la que desemboca en un accidenten circunstancial que acaba poniendo en peligro la vida de sus cuatros primero hijos.

Obviamente, la intervención social, con el detonante del accidente es necesaria y considero que hasta cierto punto, justa, pero también es necesario decir que no adecuada. No se accede a la madre con la cautela y la aptitud de asistencia que creo que se necesita para tratar este tipo de casos. Se llega y se toman las riendas de manera unilateral de la tutela de los niños y desde una perspectiva autoritaria de haz lo que yo te digo o te los quitaré para siempre; intuyo que no es así, creo que la aptitud por parte de las personas que intervienen es proponer alternativas... Ahora nos vamos ha hacer cargo de esta situación de forma temporal, pero te vamos a ayudar a recuperar la tutela de tus hijos; eso hubiera facilitado la intervención y además hubiera suavizado la hostilidad de Maggie con respecto a los servicios sociales, muy comprensible por otro la do ya que la situación es muy cruda. Dar la oportunidad de construir condiciona a colaborar y poner de su parte a la otra parte evitando el desasosiego y la desesperación en la madre. Es en esa inflexibilidad de formas, que se pondrá de manifiesto más tarde, donde falla la intervención porque la madre abandona y si hubiera encontrado ayuda y el apoyo necesario para aprender a formar un entorno familiar estable, la historia hubiera tomado otro rumbo. Identificar la necesidad educativa de es una labor y responsabilidad de los servicios sociales, concretamente del educador y establecer una intervención que no se produce y cuando hay algún intento es obstruida por la agresividad hacia la institución que tiene Maggie. Por otra parte, si los servicios sociales en vez de un modelo tan rigido e inflexible hubieran optado por una visión más holística del problema, si hubieran hecho una adecuada evaluación del mismo, recogiendo y analizando los datos correctamente y aplicando un  modelo ecológico-sistémico donde se procure la atención a los niños y la madre actuando con las personas y su entorno social, no como en la película que esta labor brilla por su ausencia.

Después de todo la madre no tiene otro problema, no hay un problema de afecto, sino de no saber hacer de manera coherente las cosas que es distinto y si medimos en la sociedad actual por ese rasero, podríamos acabar cometiendo barbaridades, ya que tenemos niños en entornos familiares que tiene de todo menos afecto y atención, y de eso no podemos culpar a Maggie.

La protagonista, en su intento por dar un adecuado entorno familiar a los pequeños forma una familia al lado de Simón; el cual aparece en su vida como un salvador, un protector, un adecuado padre para sus hijos y que esconde una personalidad sumamente violenta que como comentábamos antes, la pone en peligro a ella y a sus hijos… a este factor de riesgo se le suma, la poca autoestima de ella que además implica la poca capacidad de tomar decisiones, la falta de afecto de él hacia los niños, posible abuso de alcohol por parte de Simón; la dinámica familiar se mueve teniendo como motor el miedo y el chantaje, teniendo como consecuencia el cerramiento al exterior que facilite las relaciones sociales, además coyunturalmente parece que él se encuentra en situación de desempleo ya que depende económicamente de algún ingreso de ella. Por otro lado Maggie está sola y no cuenta con redes de apoyo familiar ni social. Entre los factores de protección podemos destacar cierta autonomía de los mayores y el gran cariño de la madre a sus hijos. Por todo ello, es obvio que los menores corren peligro y la intervención educativa iría orientada a extinguir la dependencia que Maggie arrastra siempre de la figura masculina que la lleva a situaciones de inferioridad con respecto a sus parejas, así como capacitarla para  asumir los roles de padre y madre y poder construir de manera coherente y adecuada un hogar para ella y sus hijos, por lo tanto las medidas proteccionistas y legales debería de ser hacia ella y los niños no solo hacia los niños.

Cuando se cruza en su vida una persona con una inmensa paciencia y que proporciona a ella un trato correcto (Jorge) y una estabilidad emocional que incluso a ella le cuesta aceptar, resulta que el principal impedimento que encuentra es la institución que le impide por su desconfianza rehacer su vida y la cual solo le ha faltado esterilizarla por orden del juez. Esta institución no realiza un seguimiento adecuado, no recaba la información de manera escrupulosa, si no que basada en el testimonio de vecinos malintencionados (en la película no se ve un análisis del entorno objetivo salvo el testimonio de la vecina), vuelve a quitar la tutela de la hija de forma irreversible a no solo a la madre, también al padre que es un emigrante sudamericano sin papeles y con un historia con persecución política… recordemos que la historia se desarrolla en Inglaterra. Como vemos, los prejuicios al pasado de los padres pesan en la justicia lo suficiente para tomar una decisión tan drástica en la que dicho sea de paso seguimos echando en falta donde está la labor, por parte de la institución, por ayudar a Maggie a construir un entorno familiar adecuado. Cabría preguntarse si el perfil del padre hubiera sido otro que hubiera pasado. Pues así ocurre hasta en dos ocasiones.

Cuando Maggie construye con Jorge una nueva unidad familiar, y por todo lo que estamos contando los factores de riesgo intrínsecos de la familia disminuyen casi a cero ya que como factores de protección tenemos que es un buen hombre, tiene trabajo, tiene afectos hacia la niños, se preocupa, tiene trabajo, cuida de su entorno, proporciona estabilidad afectiva al hogar, contribuye a canalizar las emociones de Maggie, posee una red social que le ayuda, etc.… como factor de riesgo indicaríamos su condición de ilegal, y sus escasos recursos laborales, que son mejorables a fin de evitar una situación de desempleo y encontrarse en riesgo de exclusión. Por todo ello la acción educativa iría a mejorar las relaciones sociales de la familia hacia el exterior, sobre todo las de Maggie y dotarlos a ambos de mayores recursos en la búsqueda de empleo. Como podemos ver la estabilidad emocional de la protagonista ha cambiado gracias a la intervención de un hombre basada en un brutal tesón a lo largo de toda la historia, ya que la película termina contando que consiguen tener hasta tres hijos que logran tutelar… y digo tesón, porque si hubiera salido mal sería obcecación, como habitualmente ocurre.

Como conclusión creo que es importante resaltar la tremenda responsabilidad que albergan los servicios sociales en las decisiones que se toman, aún más cuando hay menores por medio y que no debiera de caer en una persona, más bien en el profundo análisis de una situación por un equipo multidisciplinar que analice el problema desde distintas perspectivas: como medir el peligro real, el estado psicológico de los implicados, las necesidades educativas, etc. y además establecer un seguimiento y evaluación constante con el fin de no tener que romper las familias sino ayudarlas. En la película, el departamento encargado se denominaba “asistencia social”, creo que ha habido de todo menos asistencia y hemos podido ver como la vida de la protagonista ha evolucionado a mejor porque ha tenido la suerte de  rehacer su vida gracias a encontrar una pareja tremendamente afectiva, pero no porque la intervención haya sido la adecuada por parte de unos servicios sociales que parten siempre de una información segada y no analizan la situación real y actual de la persona con la que intervienen; ya que sin la aparición de Jorge uno de los riesgos principales de exclusión con Maggie son la intervención de los propios profesionales y el rechazo que ella les tiene.

4 comentarios:

Aunque tu análisis me parece correcto, me hubiese gustado que siguieras el guión que os he proporcionado para analizar la película. De esa forma hubieses abordado aspectos importantes que echo en falta en tu trabajo

Pues desconocía ese guión, el cual ya me he bajado aunque me ha cosatdo encontrarlo (el lio de la webct) y ampliaremos en breve. Gracias!!

Ayer vi la película.....Considero que a esta mujer la trataron injustamente....Ella quería a sus hijos y los servicios sociales "sólo hicieron su trabajo de mala manera"
No tuvieron nada de tacto con ella y por esto la pobre se ponía histérica....La falta de comprensión y tacto para ayudarla fue lo que más le faltó....En mi opinión

alguien tiene algun link donde pueda verla la necesito por favooor....!!!!

Comparte este blog...