Educación Social y otras cosas mucho menos importantes...

lunes, 24 de mayo de 2010

Las aulas hospitalarias...


Sinceramente, cuando abordamos este tema, uno espera que con la formación que recibimos y con la calidad de los profesionales que tenemos, estas iniciativas no solo estarían más desarrolladas, sino que además funcionan como a un nivel que debería de ser ejemplar. Pero la realidad es que una vez más no se trata de una carencia en relación al factor profesional que comentamos sino que se trata de una carencia de medios  o de la atención necesaria por parte de las administraciones que según nos comentaban los compañeros casi que son llevadas por el buen hacer de voluntarios.

Las compañeras nos trajeron a clase, a lomos de un trabajado guiñol, la dura realidad de estos niños que precisamente y gracias al hilo conductor que utilizaron, supieron suavizar. La metodología a la hora de exponer es una parte muy importante… supone planificar, decidir el enfoque, preparar, tener ideas etc. Independientemente de cómo te salgan en el momento de la ejecución (que depende de muchas cosas), lo previo tiene un inmenso valor y por ello la propuesta de planteamiento de las compañeras me pareció muy trabajada y pensada para  tratar un tema tan duro y sensible desde una óptica asequible.

Estas aulas consisten en unidades escolares situadas en el complejo hospitalario para dar atención educativa, en el periodo que dure su hospitalización, normalizando y paliando las consecuencias negativas durante el ingreso. No solo alcanza las insuficiencias que padecen por su situación en el ámbito de la educación formal, sino que se atiende de manera muy especial las necesidades psico-pedagógicas y socio-afectivas. Démonos cuenta de los que supone en el desarrollo social, afectivo y formativo una enfermedad que te aleja de las experiencias habituales de los amigos, el colegio, los profesores, etc. Si estas deficiencias que se producen por causa mayor no son atendidas, sumaremos al problema de la enfermedad un problema de adaptación cuando todo acabe.

Las aulas hospitalarias aparecen en los años los años cincuenta, en los centros vinculados con la orden hospitalaria de San Juan de Dios. Más tarde, en 1965, esta actividad se amplía a la red pública y es cuando en diversos hospitales españoles se crean aulas hospitalarias por parte del antiguo Insalud. En 1974, se crea en el Hospital Nacional de Parapléjicos, en Toledo una Sección pedagógica pero esta actuación no se extiende y no es hasta 1982, con la publicación de la Ley de Integración Social de los Minusválidos cuando hay una legislación que sustenta esta atención educativa. En 1998 es cuando se firma un convenio entre el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Sanidad y Consumo y el Instituto Nacional de la Salud para desarrollar la escolarización del alumnado hospitalizado. A partir de aquí, las competencias de cada comunidad autónoma empiezan a jugar un papel importante.

En Andalucía, contamos con regulación específica, por un lado la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación. Donde la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía en el Capítulo VII, Artículo 21, referido a la Escolarización de la población escolar que por razones de enfermedad no puede asistir al Centro educativo, establece que:

1. Se garantizará la continuidad del proceso educativo del alumnado de enseñanza obligatoria que por razones de enfermedad no pueda asistir a su centro docente.
2. Los alumnos hospitalizados seguirán el proceso de enseñanza aprendizaje dentro del propio hospital, en las aulas hospitalarias. 

Artículo 22. Actuaciones de compensación.
1. La Consejería de Educación y Ciencia establecerá las medidas y los procedimientos que aseguren la adecuada relación entre las aulas hospitalarias y específicas y los Centros docentes a que se adscriban.
2. En la atención educativa y asistencial de este alumnado se favorecerá la participación y colaboración social.

Por otro, el tan conocido ya por nosotros, Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía (2003-2006), Tomo II. 2. Política de Educación. En lo que respecta a la atención de los alumnos hospitalizados establece unos indicadores físicos, refiriéndose a las aulas hospitalarias, dotadas de un contenido en el que será fundamental la labor de los profesores tanto en su faceta como garantizadores de la continuidad del proceso educativo como de la relación con los centros de referencia de los alumnos. 

También el DECRETO 167/2003, de 17 de junio, por el que se establece la ordenación de la atención educativa los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones sociales desfavorecidas. En la Capítulo VI, artículos 34 y 35, se hace referencia de forma expresa a los alumnos que por razones de enfermedad no puede asistir al centro escolar y la actividad de las aulas hospitalarias.

Las aulas y el personal que trabaja en ellas deben de ser extremadamente flexible, ya que tratan son niños con diferentes patologías que aunque tiene en común la larga duración tiene diferentes efectos sobre las capacidades de los niños y la capacidad de adaptación a esos cambio por parte de los profesionales debe de ser tremendamente rápido, para eso es necesario que la comunicación entre médicos, educadores y padres sea fluida y coordinada. Porque eso también es un factor de riesgo como el aislamiento a que se ven sometidos en el hospital que provoca que se pierdan la socialización, el descuelgue con los compañeros de curso, la desgana y el hastío de la enfermedad y los tratamientos que sufren, el desánimo de sus padres, etc...

Como objetivos para combatirlos deben marcarse continuar con la formación formal del niño, fomentar, desarrollar y mantener las habilidades sociales y creatividad, establecer comunicación con el entorno escolar para evitar el aislamiento, fomentar la implicación y la participación en el aula, divertir a los niños, asesorar a los padres y formar parte del proceso de curación influyendo en el estado de ánimo e ilusión. Como vemos aquí hay muchos ámbitos que son competencia directa de la educación social.

Buceando por la red se habla en numerosas ocasiones de un proyecto llamado "Mundo de Estrellas". En Diciembre de 1.998, el Servicio Andaluz de Salud, puso en marcha en el Hospital Infantil "Virgen del Rocío", este proyecto que aprovecha las NNT como vehículo de mediación para que los niños interactúen entre ellos, ampliando la participación en las aulas de manera virtual entre otras aulas hospitalarias. Con una interfaz agradable y llamativa, se consigue evadir y a la vez enseñar a los niños nuevas posibilidades, el manejo de las NNTT, el trabajo en red, etc. Ya sabemos el poder de atracción que tienen estas cosas para los niños, pero este proyecto debe avanzar al ritmo de las nuevas tecnologías, lo que en 1998 era algo atrayente ahora no lo es. Desconozco que nivel de implantación se tiene actualmente en los hospitales, pero el proyecto parece estar vivo y evolucionando, ya que se sigue invirtiendo en su mejor como muestra este enlace. De todas maneras hay nuevas iniciativas más actuales y con mejores perspectivas como la que hace poco publicaba el Diario de Andalucía en esta noticia, que nos habla de la apuesta e iniciativa del portal http://www.aulaenlinea.es/ que según reza en su Web:

"...es una aplicación gratuita de uso online, destinada a la colaboración participativa de diversos colectivos sociales, con el fin de promover la educación online en el sector de la salud pública y privada, siendo el objetivo principal de la misma el de llevar el aula física a un ambiente virtual, para el beneficio de aquellos menores que por circunstancias médicas no pueden recibir una educación convencional, en el aula de clase."


Os dejo con un video que pusieron en clase las compañeras relacionado con el tema,



Saludos

Bibliografia y webgrafía. 
“Las aulas hospitalarias”, Alba cabezas gallardo (2008), Revista Digital "INNOVACIÓN Y EXPERIENCIAS EDUCATIVAS" Granada.

0 comentarios:

Comparte este blog...