Educación Social y otras cosas mucho menos importantes...

lunes, 20 de septiembre de 2010

Consecuencias sociales de una crisis

A lo largo del periodo estival, coincidiendo con la andadura independiente del blog, hemos estado siguiendo a la economía de cerca. Aportaciones como la de Marc Vidal, las noticias de los periódicos, los movimientos políticos y el transcurrir habitual de la dinámica social han sido objeto de entradas anteriores.

No se trata de ser un alarmista ni un agorero a la hora de interpretar los datos. Se trata de intentar desgranar de la manera más objetiva posible los hechos puntuales que dan forma día a día a la realidad para darnos cuenta de que está ocurriendo en conjunto. En ocasiones, perdemos la perspectiva por analizar los problemas solo en sus particularidades y no en global. Las cosas no pasan porque sino como consecuencia de.

Como ya apuntaban  hace unos meses algunos Gurús económicos, la crisis económica que nos afecta, estaba más cerca de recrudecerse que de solucionarse. El parche aplicado con la caja de las prestaciones se acaba y deja al descubierto el verdadero agujero que hay debajo. Las dudas sobre la falta de independencia de nuestro sistema político bajo el yugo de los movimientos económicos, no ha hecho más que agravar una situación, que obviamente tiene brutales repercusiones sociales, porque como siempre las cuerdas se parten por los tramos más débiles.

Esta semana pasada han aparecido dos noticias de muy hondo calado que bajo el bullicio de la reforma laboral, la huelga general y otras historias con más bombo que profundidad,  que han pasado casi desapercibidas:

El 3/09/2010, uno de los titulares más escalofriantes si apreciamos bien su alcance “Más de 20 millones de niños de la UE se encuentran en riesgo de pobreza”  y el 16/09/2010 “La pobreza creció en EEUU al 14,3% en el año 2009, el mayor índice desde 1994”.

Mientras el mundo sigue mirando hacia otro lado, la pobreza entra como la mayor de las epidemias por nuestra casa, se extiende como las mareas negras de los océanos sin que hagamos absolutamente nada. No solo eso, sino que además se nos “convence” y se actúa sin mostrar la más minima oposición social al respecto, que con dinero público (DE TODOS NOSOTROS) se inyecte una millonada a la banca para salvar el gran negocio de las hipotecas. Creo que es la primera vez en la historia que a empresas solventes como son los bancos (porque siguen dando beneficios) se le ayude con dinero público para que después no revierta sobre la sociedad, puesto que las entidades bancarias han seguido conteniendo el crédito, pero solo a particulares… El Madrid y el Barcelona siguen fichando a crédito y sin problemas… para que no falte, porque si se suspendiera la liga si saldría la gente a la calle…. ¿Nos estamos volviendo locos? La gente sigue viviendo en la inopia y solo se moviliza por cuestiones que si bien son también importantes, el calado es mucho menor de lo que está por venir.   

Lo único que tengo claro es que esto se alarga, y las consecuencias las vamos a pagar todos nosotros (que parece que no nos importa), pero también nuestros hijos, nuestros sobrinos y todo aquel al que dejemos en este planeta, que tendrá que matarse por tener un trabajo o una vivienda con el resto de sus iguales.

Como no lo tuvimos que pelear, parece que no nos duele, pero no olvidemos que el derecho al trabajo es un derecho constitucional:

Artículo 35. De la Constitución española
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

A veces hay que recordarlo, porque cuanto dista la realidad del Art. 35, y no me lo estoy inventando, sino que lo vemos día a día como somos sometidos al vil chantaje aprovechando las circunstancias donde cada vez se trabaja más por menos con la amenaza de perder el acceso al trabajo y en consecuencia a los recursos básicos. LOS DERECHOS SOCIALES DE LOS TRABAJADORES HAN SIDO RECORTADOS en la práctica, aunque la Ley siga diciendo lo contrario.

Por otro lado el derecho a una vivienda…

"Artículo 47. De la Constitución española
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
"

Cabe destacar “…regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.” Como las familias que están hipotecadas durante 40 años por 60 m2, con un sueldecito de 1.000 €, si es que… vaya obsesión con comprar, cuando lo que se está viviendo en la práctica es de alquiler durante toda la vida, si, el alquiler que se le paga al banco y que solo te da la sensación que donde vives es de tu propiedad.

Parece que todo esto se está diluyendo en las lógicas financieras de los mercados, en nuestras propias narices sin que hagamos nada… convencidos de que esto es así o de que alguien lo solucionará por nosotros, de que de verdad estamos en crisis, cuando lo único que ha pasado es que se ha suprimido el acceso a los créditos tras dejar que la economía se basará en ellos.

Con esta crisis no estamos perdiendo algo tan vulgar como el dinero, estamos perdiendo mucho más… algo que puede costarnos, muy, muy caro… los derechos que a lo largo de la historia han costado tanto conseguir y que son la base de una conciencia social, la cual ya ha sido pateada porque en momentos como este lo que impera es el salvase quien pueda. El pánico solo nos lleva a tomar decisiones equivocadas, a cargar contra nosotros mismos y autodestruirnos. No somos capaces de protestar contra nuestros tiranos y si contra los gitanos, los inmigrantes y todos aquellos colectivos que parece que ahora son los culpables, los culpables de ser más débiles ahora son un lastre. Las arcas de los Estados no se han mermado por dar de comer a quien no tiene, tampoco por mal pagar a los trabajadores ni ayudar a los que lo necesitan. No nos equivoquemos, cuando ellos caigan, el problema persistirá, el dedo acusador apuntará a la masa hacia otro objetivo y volveremos ha hacerles el trabajo sucio, pero esa es la tarea de los que solo obedecen.

No faltarán falsos profetas, iluminados que crean tener la solución a todo esto que oculten ansias de poder, un gran vacío en soluciones reales y probablemente una inmensa deuda que devolver con quienes lo sostienen. A ver que nos cuentan y como responden a las previsiones sobre la pobreza que nos acechan y a ver cuantas excusas somos capaces de creernos, pero lo peor es que los verdaderos responsables de todo esto no pagarán por todo el sufrimiento que están generando, y recordemos que tan responsable es quien lo genera, como quien lo consiente.

Las desigualdades provocadas por la pobreza nos llevan a un futuro no muy halagüeño donde el sentido común nos alerta sobre los graves conflictos sociales que se avecinan. Hoy otra tremenda noticia se cuela en la actualidad marcada por las noticias deportivas y la mediocre actualidad politica; 70.000 niños morirán durante la cumbre de revisión de los Objetivos del Milenio¿Qué tiene que pasar para  que DESPERTEMOS de una vez?


Saludos

0 comentarios:

Comparte este blog...