Educación Social y otras cosas mucho menos importantes...

UNICEF: El Reto

Hay números que duelen, 650.000 menores de 5 años necesitarán ayuda urgente para sobrevivir en Etiopía antes de finales de año, pero afortunadamente hay números que salvan vidas....

El sistema educativo es anacrónico

Ken Robinson, acusa al sistema educativo de cercenar el talento y las habilidades de los individuos por la falta de motivación.

Jhon Hardy, la escuela verde de mis sueños

John Harde por la Escuela Verde, un colegio de Bali en plena naturaleza, donde se enseña a los niños a construir, cultivar, crear

Retomando el Blog...

Han sido unos meses intensos en los que he dejado de escribir en el blog. Volvemos!!.

Pide a la ministra Leire Pajín que escuche a las trabajadoras del sexo

Petición ciudadana ante la preocupación de la situación de indefensión actual de quienes ejercen la prostitución por decisión propia.

Diez millones de personas hacen frente a la hambruna

Diez millones de personas hacen frente a la hambruna después de la peor sequía registrada en África del este en 60 años.

Protesta ante el Banco Mundial

Son muchos los blogs independientes expertos en macroeconomía, que apuntan que tras la inicial crisis económica nos asolará la crisis energética.

Modelos Educativos

Entendemos que muchos de los problemas que nos acechan tienen una importante dimensión educativa a la que no a acabamos de abordar con éxito.

Paraísos fiscales

Desde la ONG InspirAction, emiten la siguiente nota de prensa de la que Desde los asientos de atrás, como en otras ocasiones, con gusto, nos hacemos eco...

domingo, 28 de febrero de 2010

Violencia entre iguales, Bullying

El pasado miercoles, tuvimos el honor y la responsabilidad de abrir el ciclo de exposiciones de los diversos contenidos a tratar en esta asignatura abordando el tema de la violencia entre iguales, concretamente el bullying o acoso escolar.

Debido a la dureza del asunto, empezamos a modo de introducción con la lectura del cuento de “Max el Matón”, extraído del libro “Cuentos para crecer, historias mágicas para crecer en valores” del Dr. Eduard Estivill y Montse Doménech. En la progresión de nuestra exposición, queríamos llevar una línea ascendente que fuera metiendo a los compañeros en el tema poco a poco y el cuento nos dibujaba una situación de acoso de manera pueril y suave, y que daba un pequeño referente en el esbozo de los personajes para analizar acto seguido los papeles de acosador, victima y espectadores.

Así pues, una vez terminado el cuento pasamos al marco teórico donde definimos que es acoso, las agresiones, concepto de bulliyng, las características de victima, acosador y espectadores, así como la relación psicológica que mantienen entre ellos a través de la ley del silencio. Hablamos de los factores de riesgo de unos y otros así como  de la normativa existente en materia de acoso escolar. Intentamos, para dinamizar la exposición, ir cambiando de orador cada dos o tres diapositivas y así garantizar la equitativa participación de todo el grupo en la labor de contar a nuestros compañeros lo que habíamos preparado.

Una vez explicado el marco teórico, quisimos que todos participáramos en el análisis de una situación de acoso, aplicando inmediatamente los conceptos adquiridos que serviría para fijarlos y el planteamiento de dudas. Aunque estuvimos dudando de si utilizar o no escenas de la película “Cobardes”, las cual ofrecía una mayor calidad audiovisual, optamos por un corto independiente que encontramos en la red llamado “Ojo de Dragón”, cuyo contenido se adecuaba más a nuestras necesidades y era más sutil en mostrar los factores de riesgo reales. He de agradecer la participación de los compañeros en la actividad propuesta así como el interés demostrado en desgranar la historia de la cual solo mostramos la primera parte, pensando en terminar la clase con una segunda que mostrara alguna de las consecuencias del bullying.

Tras la actividad que rompió la cadena de exposición del grupo pasamos a contar como es la intervención en estos casos y aspectos a tener en cuenta desde un enfoque ecológico sistémico, planteándonos tres niveles de intervención (primario, secundario y terciario). También hablamos de los planes de convivencia como respuesta educativa de prevención e intervención, aumentado la participación gracias a las experiencias de algunas compañeras que tenían familiaridad con el tema. Tan solo no nos dio tiempo de mostrar la segunda parte del video para el que teníamos preparado un debate para terminar la clase.

Desde la autocritica, y hablando del grupo como un todo, creo que nos falto un poco de agilidad a la hora de exponer,  para no perder esos siete u ocho minutos que nos faltaron al final, pero en nuestro descargo diré que hubo varios factores que influyeron en ello; por un lado la falta de ensayo general agravado en ser los primeros en exponer, que si bien en si no era un problema en si, si lo era el tiempo para hacerlo. Por otro lado la clase de Almudena dos días antes de exponer sobre como hacerlo hizo replantear y tener en cuenta técnicas y cuestiones a algunos miembros del grupo que modificaron por completo su forma de dirigirse a la clase, en mi opinión fue para mejor y creo que se notó positivamente. Por último también considero que nuestros siete u ocho minutos estuvieron en un limbo al principio de la clase casi inevitable.

Con todo ello y como conclusión, creo que los compañeros que asistieron a clase les quedó claro el contenido de nuestra exposición que es de lo que se trataba y la metodología que empleamos fue, si no la más correcta porque todo es mejorable, eficaz y cumplió su objetivo de forma lineal, lógica, dinámica y distendida.

Para los que no asistieron, podéis ver las dos partes del corto que os cuelgo ahora mismo;

Ojo de Dragón - I parte



Ojo de Dragón - II parte


Saludos

Precious...

Hoy haré una aportación a la lista de mi compañera Macarena, que en su blog “En el tercer cajón de mi escritorio” va proponiendo títulos de las películas que un educador social debe de ver. Pues bien, contribuyo a su colección con Precious, la terrible historia de una chica de dieciséis años que es obesa, analfabeta y espera un segundo hijo de su propio padre ausente.

Intentaré no destriparos la película sin perder la necesaria premura de escribir ya que si para algunas personas ya es "raro" ver a otro ir al cine solo, más lo sería verlo tomando notas en la sala mientras todos los demás hurgan entre las bolsas de chucherías o rascan el final de la caja de palomitas, pero uno va cuando puede y no cuando quiere, además a ver estas películas no se apunta nadie porque no hay tiros, ni muertes espectaculares, ni peligra el mundo… que es algo soportable, esto es desagradable porque se retrata una parte de la realidad de la que huimos cuando pagamos una entrada… En fin, que centrándome en la historia podemos abordarla desde múltiples dimensiones ya que no tiene desperdicio, tenemos intervención educativa, vemos a los servicios sociales actuando, perfiles de maltratadotes, conductas violentas, exclusión social, niños en situación de riesgo, falta de afecto, violencia escolar, pobreza, etc. la película es un catalogo en toda regla, no solo para los educadores, sino que pone de manifiesto el peligro que corren y pueden llegar a generar los trabajadores sociales con una intervención no lo suficientemente profunda, no multidisciplinar y basada únicamente en la asistencia de recursos.
 
Clarise Precious es la oronda protagonista de la historia que con una obesidad mórbida vive en una familia desestructurada, con una madre maltratadora que consiente los abusos sexuales del padre que aparece esporádicamente y del cual ya tiene dos hijos. Ella se refugia en un mundo de fantasía donde reniega de todo su entorno e incluso de su raza para soñar con el mundo perfecto que ve a través de la televisión y en un colegio donde a veces pasa desapercibida y le permite idealizar observando la vida de los demás. Con este panorama comienza la historia que aunque ya tenga factores de riesgo para trabajar largo y tendido, el desarrollo del guión y la crueldad del destino hará que se nos descubran muchos más y todavía peores condicionantes.
 
En toda esta situación unos servicios sociales desbordados, perdidos y con una tendencia a trabajar desde la oficina muy peligrosa; por otro lado una escuela alternativa donde la intervención educativa, centrada en la autoestima, la realiza una profesora que no es educadora y que llega hasta donde llega, que no es poco pero si insuficiente.

 
Aunque me encantaría, no podría seguir sin desvelaros como se desarrolla la historia. Os recomiendo que la veáis, no solo desde el punto de vista cinematográfico sino desde el profesional ya que será indispensable en los próximos años por el retrato detallado que se nos muestra y las grandes posibilidades didácticas que posee de cara a nuestra formación. Para ir despertando vuestro interés os voy dejando con el trailer...




Saludos

martes, 23 de febrero de 2010

La tela de araña...

Usando de caso a mi querida amiga Rebeca, realizamos una dinámica de grupo a fin de que pudiéramos observar los colectivos e instituciones que intervienen simbolizando con un ovillo de lana los recursos y trazando una línea cada vez que utilizábamos alguno de ellos. Así, de manera grafica, quedaba claro la de vueltas que da el ovillo y de cómo, al enredarse las cosas, se forma una verdadera tela de araña…

Comenzaba este que escribe en el papel de Rebeca agrediendo a un compañero, acto que se representaba lanzando el ovillo al grupo de iguales, a continuación, el compañero agredido del grupo de iguales recurre al colectivo educativo que vuelve a pasarme el ovillo y esta vez lo lanzo a familiares, con la intención de ir implicando a más compañeros y roles en la historia… a partir de aquí comienzan las dudas, problemas y a pararse la madeja.

A mi modo de ver, el motivo por el que se para la madeja es porque no se sabe que hacer llegada la situación. Pretendemos dar respuesta inmediata y correcta, eficiente y eficaz a cada circunstancia; en esa buena voluntad comenzamos a dudar, a plantearnos, a teorizar y como no se tiene muy claro que es lo mejor empezamos a pasarnos la madeja unos a otros y a consumir tiempo y recursos. Es un fiel reflejo de lo que ocurre en la realidad. Por no resolver se cae en la burocracia de los procedimientos, cuando consiste en aplicar el sentido común centrándonos en lo que tenemos y decidiendo que es lo más sensato y no cayendo en el atenazador “y si… pasara esto o lo otro”. La capacidad de decidir en las situaciones, sobre todo en las que hay violencia de por medio, es fundamental y necesaria para analizar y actuar cuanto antes de manera solvente y rápida porque así se lo debemos a las personas con las que intervinimos. En dinámicas como esta, observo que sigue pesando mucho el equivocarse, por consiguiente seguimos viendolo desde una perspectiva negativa y no como un mecanismo de aprendizaje.

Creo que la dinámica ha puesto de manifiesto carencias ya que no hemos sido hábiles a la hora de resolver, decidir y actuar y por lo tanto no debemos pasar la oportunidad que se nos ofrece de aprender y mejorar.

Saludos

domingo, 21 de febrero de 2010

Re-reflexionando


"Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida"
Pitágoras

Siguiendo la línea natural del tiempo atravesamos el ecuador del curso pasando sin descanso de la espiral de exámenes, trabajos y plazos de entrega a la novedad del comienzo de otras asignaturas, profesores, estructuras y horarios... Por el carácter de este cuatrimestre invita a un periodo de reflexión, no solo porque es el meridiano del año, sino porque también lo es de la diplomatura y son muchas los planteamientos sobre los que debemos recapacitar. Para ello, son distintas las formas en las que podemos medir nuestros avances y carencias, valorando la compensación del esfuerzo hecho y diseñar el que queda por hacer…; para algunos la medida serán las notas (porque así seremos medidos), las columnas de apuntes, los libros leídos, etc., para otros será la autonomía adquirida, las capacidades y destrezas, la mejora de su vocabulario, la resta entre el saber y saber hacer de antes y el de ahora. En la apuesta que desde el principio hice desde este blog, empeñado en dar siempre una perspectiva distinta a las cosas, entenderé que la medida se encuentra en la valoración de las preguntas y análisis que ahora me hago y que estarán formulados desde adquisición de nuevos conocimientos, mi experiencia y una nueva amplitud de miras.

Desde la perspectiva de la asignatura, llego a este punto con la satisfacción de ponerle nombre a muchas de las cosas que ya conozco, sumar conceptos, conocer tendencias y poder concretar y aplicarlos en casos prácticos reales aunque sea desde la distancia que proporciona el papel y aderezado con la narrativa de Concha o Almudena. Esa misma distancia que te omite la información de las impresiones, las caras y el contacto humano y que  a la vez te permite una labor más reflexiva sobre el asunto. Dependerá mucho para la práctica de tu propio carácter, habilidades y experiencia, lo cual a estas alturas y debido a la edad me preocupa menos porque uno afronta los retos con  una caja de herramientas  con más recursos y los maneja con más destreza. Precisamente creo que es de lo que muchos aún no se han dado cuenta y que están a la espera de que se les diga que tienen que hacer en cada situación… eso es imposible porque dependerá de muchísimos factores incontrolables.

Como conocedor del mundo laboral, tanto público como privado, me preocupa más a la hora de pasar a la practica el conflicto frecuente que se produce entre el saber, saber hacer, querer hacer y poder hacer que nos enseñan, con el que va ha ser habitual “te dejo hacer” que muchas veces responderá a intereses muy lejanos a la educación social; algo parecido a lo que veíamos en Fuerte Apache en una reunión entre los técnicos del centro… que tanto indignó a mis compañeros de clase y es importante saber que las limitaciones en ese sentido nos llevarán a cometer errores y acabar perdiendo la perspectiva de los casos y las intervenciones… y esa es una batalla para la que hay que estar preparado. El sentido común tan valorado y fomentado en el ámbito universitario a veces llega a ser un gran desconocido en el ámbito laboral y será muy importante mantenernos firmes e independientes en la convicción de nuestras capacidades.

Otro conflicto que considero que supondrá un choque significativo es el concepto de trabajo en grupo con la realidad cotidiana. Por mi experiencia creo que lo que se considera trabajo en grupo en la facultad no existe como tal en el mundo laboral. Si bien se apuesta por una horizontalidad a la hora de trabajar en grupo, en la practica se convertirá en la verticalidad del trabajo en equipo… que es distinto. Los equipos multidisciplinares a los que tantas veces aludimos, estarán compuestos por expertos en distintas materias y con distintos cargos, donde la opinión de unos pesará más que la de otros y las múltiples dimensiones de los problemas a los que haremos frente harán que se nos asigne una parcela sobre la que tendremos que trabajar solos con los condicionantes y limitaciones que nos impongan otros… y esa forma de trabajar no es la de el trabajo en grupo, donde nos ocupamos de las cosas desde la misma visión educativa y además, tras un año y medio de experiencia en clase, es habitual y consentido escurrir el bulto y agazaparse bajo alguien que asuma la responsabilidad. Eso ultimo creo que tiene dos problemas a largo plazo uno la dependencia y otro la falta de criterio profesional… y en el mundo profesional no faltará quien esté al acecho aprovechar estas circunstancias. Obviamente no siempre es así pero mi bagaje personal me hace plantearme estas cuestiones y que conste que no me refiero a esta asignatura especial sino lo que comento ahora es desde una visión general. Reflexiono en este sentido porque de aquí a nada daremos el salto al “maravilloso mundo de las prácticas”

Mi faceta administrativa y experiencia en la administración pública también me lleva a considerar y asumir que la realidad diaria responde a intereses políticos y económicos, no a las necesidades reales de las personas y eso nos va a situar en mitad de un conflicto constante, sangrante e injusto, en el que habrá que sopesar continuamente entre lo que debo hacer, lo que voy hacer y lo que me dicen que haga, del que procuraremos salir airosos (o no) para así no caer de cabeza en la exclusión social reservada para los que disienten.

Quizás estas reflexiones son un poco pesimistas, pero dicen que el pesimista es un optimista con experiencia, y estoy de acuerdo porque estas reflexiones no me desaniman… me preparan y así alimento la ilusión. De todas maneras, para acabar con una visión  esperanzadora que le va abriendo puertas al ámbito de la Educación Social,  el otro día leía en el blog de Eduardo Punset este articulo (leer) muy interesante que contaba como la ciencia demuestra que el dolor emocional y el físico tienen mecanismos distintos pero efectos similares. Reflexionando sobre las implicaciones futuras de este “descubrimiento” (lo entrecomillo porque no deja de ser una constatación científica de algo que ya sabíamos) es inevitable establecer un paralelismo entre los médicos y psicólogos que diagnostican y la labor de enfermería que ejecuta e interviene con la labor de los educadores, quizás en el futuro… trabajando codo a codo en el ámbito sanitario.

Saludos

Nuevo look para el blog...

Nuevo cuatrimestre, nuevo look para el blog, así le damos un poco de color a lo que a veces... es solo gris.

Hay muchas plantillas por internet para cambiar el blog de aspecto, configurarlas es a veces un poco más tedioso pero tampoco dificil, se trata de dedicarle un rato. Hay más de 1500 plantillas en  btemplates.com, así que solo se trata de elegir la que más os guste y despúes usar las herraminetas de blogger para personalizarlo, para esto no es necesario saber de programación xml, pero obviamente si sabes, más configurable es... Espero que os guste.

Saludos.

viernes, 19 de febrero de 2010

NASIJA...

Porque lo que aquí damos por hecho es solo un sueño en muchos paises y este impactante corto nos recuerda la situación de las mujeres, no solo en paises africanos, sino en gran parte del mundo. Por desgracia, la vida en este planeta no vale más allá del coste de una bala y a veces... ni eso.



Saludos

martes, 2 de febrero de 2010

Ilha das flores....

Me recuerdan mis hadas madrinas lectoras que me falta el comentario de este documental (pulsa aqui para ver) entre las actividades de clase, detalle el cual les agradezco profundamente ya que lo di por comentado al hacer referencia a él en otra entrada y no es así, pero la participación en concurso oficial de notas de la UPO requiere pulcritud con las reglas… y así andamos, entre apuntes y entradas, entradas y apuntes, siendo las entradas mis preferentes ya que me quitan de los apuntes… ;)

He de ser sincero y decir que no me gustó este documental, porque provoca rechazo y ese rechazo es porque expone la realidad sin compasión y con la crueldad de un tratamiento de choque abofetea las conciencias en tan solo diez minutos con las más crudas imágenes destrozando los cimientos de nuestra aplastante lógica con la misma lógica que la mantiene… y eso nos desconcierta, nos desampara, nos desubica, nos provoca un gran conflicto interno para el que menos mal que nuestra sociedad articula sofisticados mecanismos de defensa para protegernos, como por ejemplo... obviar, que es algo que no soluciona nada pero da resultados aceptables a corto plazo.

El documental argumenta, usando la lógica proposicional, como funcionan las bases de nuestro sistema socioeconómico  y de cómo ese mismo sistema que promete hacernos libres, autosuficientes y capaces de prosperar es, exactamente por las mismas premisas, el principal generador de pobreza y por lo tanto de exclusión y marginación. El sistema se muestra como cíclico y como tal, el que se queda fuera de la rueda ya no forma parte de ella y por lo tanto no cuenta; tanto es así que por tener un cerdo un dueño con dinero está dentro del sistema y por lo tanto por encima de humanos pobres, que esperan para ver que desechan los cerdos, para poder comer ellos… y en esa espiral es donde los humanos pierden su condición de humanos y así pueden suplir las deficiencias del sistema creado por el hombre. A esta realidad es a la que nos enfrenta el documental de la misma manera que si nos tiraran un cubo de agua helada por la espalda... pero no hay que autocompadecerse, que lo que es dura es la realidad de los protagonistas de la isla de las flores.

Muchos de los desadaptados, marginados e inadaptados que se cruzarán en nuestra trayectoria tendrán la pobreza y desigualdades económicas como principal factor de exclusión, y en nuestra mano estará ayudarlos a superar a través de intervenciones educativas estas desigualdades y evitar que salgan del sistema o quizás… ¿debiéramos enseñar a los felices y socializados integrantes del sistema a no excluir ni marginar a los que carecen de medios y son pobres? Pues probablemente el trabajo esté en los dos sentidos, lo que está claro es veintiún años después de este documental podemos ver en las calles de nuestras ciudades a pensionistas rebuscando en contenedores de basura… es como si “Ilha das flores” haya llegado hasta aquí… en vez del progreso a “Ilha das flores”. La labor educativa está en enseñar a ver, a mirar, porque el problema no solo lo tiene quien no tiene para comer... sino el que mira con ojos y no ve... salvo lo que quiere. En esta página, en la descripción del video dice literalmente "Um ácido e divertido retrato da mecânica da soiedadde de consumo"... ¿veis? hay alguien a quien le ha parecido divertido.



Por cierto... ¿que habrá sido de “Ilha das flores”?... no he encontrado apenas información además del documental, así que no creo que hayan cambiado mucho las cosas...



Saludos

lunes, 1 de febrero de 2010

El bola....



La película de “El bola” causó un gran impacto por las imágenes tan duras de maltrato infantil que contiene. El cine una vez más responde a inquietudes y debates sociales que por la entrada del nuevo milenio removían activamente las conciencias colectivas contra la violencia de género e infantil, tratando el tema de cara. Y es en esta película donde se pone toda la carne en el asador sobre el asunto. Por primera vez se nos muestra una realidad de la que se conoce la existencia pero ante la cual había una aptitud condescendiente amparada en la connivencia de mirar hacia otro lado... de que cada casa es un mundo, tal y como ha estado ocurriendo hasta hace bien poco con el maltrato de género…

En la historia que se nos muestra, Pablo (El bola) es un chico con pocas relaciones sociales que oculta la vergüenza de una situación familiar complicada. La vida de las familias en los barrios a veces es difícil y se agrava por la educación familiar. Hay una escena que describe, a mi modo de ver, el eje del problema en la casa… cuando a la abuela, con serios dificultades para valerse por si misma, problemas de incontinencia y parece se suman problemas de Alzheimer, está siendo duchada por la madre de Pablo e insiste y protesta continuamente por la vergüenza que sufre por la situación, que es la misma vergüenza que siente el padre (que tiene una posición social en el barrio definida, es el dueño de la ferretería) por no mostrar una imagen perfecta al exterior de modelo de familia socialmente aceptado, que es la misma vergüenza por la que Pablo no se relaciona con normalidad con sus compañeros. Vemos que el modelo educativo de la familia se ha transmitido como dogma… Como podemos observar todos los miembros de la familia consideran que tienen algo que “ocultar”, y priorizan por encima de todo la imagen que se tiene de ellos.  Es por esto por lo que el entorno familiar se ve presionado socialmente a ocultar la realidad… el miedo al que dirán, admitir la problemática, a no hacer lo que los demás esperan de ellos. Mantener esa máscara social les causa frustración que en la madre se manifiesta en una insatisfacción, sumisión y resignación total, y en el padre en brotes violentos cada vez que ve una fisura en la imagen familiar. La situación de dependencia de la abuela la coloca en una situación de exclusión dentro del núcleo familiar… es una carga.

Se trata de un entorno represivo, con un modelo autoritario y para mantener esa férrea estructura se manifiesta constantemente la violencia tanto física como psicológica… hay una serie de pautas establecidas (trabajo, casa, horas de comida, etc…). Este entorno es alimentado por frustración constante por las condiciones de la abuela, la perdida de un hijo, la vida en el barrio, la rutina de la tienda, etc. y van a parar a los pilares más débiles de la familia: la abuela está anulada, a Pablo se le exige y se le compara constantemente con su hermano muerto (como se desvela al final) y contra la madre se aprecian signos constantes de machismo exacerbado y violencia psicológica paterna. Este tipo de entornos suele machacar la autoestima de los integrantes por la figura dominante, el cual padece una gran inseguridad que le lleva a controlar excesivamente todo lo que esté bajo su dominio, incluso las relaciones exteriores de cada uno de los miembros. La constante sumisión de la madre y la falta de afectividad en el entorno y las relaciones no hacen más que agravar la situación.

En el caso de la familia de Alfredo, es todo lo contrario… en un clima de naturalidad y demasiado tolerante (y con “demasiado” hago referencia a la permisividad con el tabaco por ejemplo), donde las muestras de cariño y afectividad son constantes e incluso se incrementan en situaciones complicadas, procurando que se puedan establecer relaciones abiertas y paralelas a las del núcleo familiar libremente, además estas son fomentadas y normalizadas a la hora el pedir apoyo externo en caso de necesidad (como en el caso de la trabajadora social). La manera de afrontar los problemas dentro de este entorno familiar están basados en la comprensión y por parte de los progenitores se hace un esfuerzo constante por empatizar con el niño recordando cuando tenían su edad. Tampoco se dramatizan los problemas y se tratan con naturalidad, se fomenta la capacidad de elegir y de dota de independencia al niño, la cual le protege de dejarse llevar por el entorno de amigos del colegio a la hora de afrontar juegos demasiado peligrosos. Los roles dentro de la casa son mucho más flexibles y se comparten en función de las necesidades, no son tan rígidos como en la familia de Pablo, esto facilita un clima cooperativo entre sus miembros desarrollando un modelo más democrático.

Si nos fijamos bien, las familias mantienen una simetría totalmente opuesta. Los padres mantienen la base económica familiar y ambos parecen autónomos, ambas madres son amas de casa con alguien directamente dependiente de ellas (una la abuela, otra el menor),  un hijo en la misma edad, ambas familias viven en un piso similar de un mismo barrio, etc. Parece que lo único que cambia es la escala de valores con la que se mide la realidad con respecto a la sociedad en la que se vive… y quizás este ahí el problema y es educativo.

 Los indicios o indicadores del maltrato que sufre Pablo, en el plano físico son evidentes ya que en un momento determinado aparece con un gran deterioro físico fruto de una paliza, pero eso no es más que el final de un larga lista de pequeños cabos sueltos que debidamente atados y a tiempo nos hubiera dado la evidencia mucho antes. Pablo demuestra problemas con las relaciones sociales de su entorno, no le son fáciles y hasta la llegada de Alfredo no empiezan a normalizarse; existe una falta de seguridad tremenda y poca autoestima, tanto es así que su apodo de “el bola” responde a un amuleto que lleva continuamente, las conductas de riesgo que lleva con los juegos en la vía del tren (es algo que Alfredo no tiene) con riesgo real de muerte, siempre encerrado en si mismo, con poca relación afectiva tanto a los familiares como al entorno, siempre con un halo triste y queriendo pasar desapercibido. Pro otro lado  el entorno familiar de Pablo es más discreto y demuestra pocos indicios de maltrato pero si se trata de un padre autoritario, inflexible y con poco interés e n la vida de su hijo y su principal indicador es inhibición de Pablo cuando está junto a él que mira al suelo y apenas abra la boca… es terror del chico cuando está unto a él es palpable y fácilmente observable. Como apuntábamos antes el constante menosprecio y comparación con el hermano fallecido es una losa sobre el niño insuperable (ya que el hermano no vive) que lo va anulando poco a poco.



El acercamiento de Pablo a la familia de Alfredo es progresivo, primero se le acoge con naturalidad y se le da un rol desde el principio en la familia y el entorno “el amigo de Alfredo”, después todos muestran acercamiento social y normalizado hacia él, se le hace participe de actividades, de conversaciones, se explican las cosas y se crean vínculos paralelos con otros personajes sin la necesidad de Alfredo… por ejemplo el padre o la madre puede interactuar con Pablo sin la necesidad de que esté su hijo, eso refuerza la identidad de Pablo como persona y amplía su visión social. Como decíamos antes es un entorno comprensivo y cooperativo y por ello Pablo acude en busca de ayuda, esto está reforzado pro la experiencia del episodio de las vías del tren que acabó en comisaría, donde esperaba encontrar una paliza acabó en una charla comprensiva sobre el riesgo de su actividad. Esta confianza generada y la seguridad de encontrar apoyo le hacen refugiarse en casa de su amigo. El papel que a mi modo de ver desempeña la familia de Alfredo, además de servir de acogimiento y catalizador de la ayuda que necesita el chico, creo que es el comparativo. El contacto de Pablo con esta familia hace que abra los ojos, que sepa que lo que ocurre en su casa no es normal y no esta bien… el problema de estos casos en muchas ocasiones es el cerramiento social en el que se ve el protagonista y su día a día es lo normal… el contacto con otros grupos sociales y distintas maneras de ver las cosas hagan que el chaval vea que hay y existen otros ámbitos y al menos sepa lo que no quiere.

La película termina con “el bola” relatando los detalles del maltrato recibido… hasta este momento parece que ya han intervenido los servicios sociales y Pablo está declarando para iniciar tramites en el Juzgado de protección de  menores, pero la cosa no acaba aquí… ¿Dónde duerme Pablo? ¿Quién lo cuida si su entorno no es el adecuado?... Esto depende mucho de lo que hayan encontrado los Servicios Sociales al recabar información del entorno. Además de las medidas legales que parece evidente se han iniciado, los servicios sociales deben de actuar rápidamente para garantizar la integridad del chico y Pablo no puede volver a su casa en las mismas condiciones. Muy importante es la actitud de la madre en este momento, ya que cuando los profesionales recopilen la información, testimonios y pruebas necesarias observarán que nos encontramos con una madre cuidadora pero sumisa al marido y posiblemente maltratada también, así que cuidadora pero incapaz de garantizar ni su seguridad ni la del crío… abriendo otra brecha a la intervención. Por lo tanto, parece obvio que si la madre opta por Pablo, ambos tendrán que salir del domicilio conyugal hasta que las medidas legales sean firmes y habrá que buscar un hogar o centro de acogida para ambos; lo mismo ocurriría con Pablo en el caso de que la madre se cerrara en banda con el marido. Otra opción sería y valorando por parte del juez y la gravedad del asunto que adoptara medidas preventivas sobre el padre que lo alejaran de la casa. En el cualquier caso en el que la madre se quede con su hijo, se le debe hacer un seguimiento a ambos y  hacerla a ella objeto de intervención también. En el caso de que Pablo acabe en un centro de menores estaríamos garantizando su seguridad pero aumentando la victimización secundaria que parece que comienza inevitablemente con el final de la historia. Así que el futuro de Pablo a coto y medio plazo es lejos de su padre en una u otra condición.

Si el pequeño es la válvula por donde se detecta el problema y la parte débil que lo sufre y requiere de una intervención especifica, la cual me atrevería a decir, que ha comenzado con la aparición del Alfredo, que es su red de apoyo social actual y que hay que reforzar y ampliar, y que continua con trabajar su autoestima y capacidades, normalizar sus relaciones escolares y desarrollar habilidades sociales y por otro lado ir reparando en la medida de lo posible la relación con los miembros de su familia… pero para eso habrá que preparar a esa familia para la vuelta de Pablo y la intervención es fundamental con ella y habrá que flexibilizar y reorganizar los roles familiares, para desbloquear a los protagonistas; destruir la imagen colectiva, individual, exterior y social que tiene de si mismos formando y aceptando una imagen real y adecuada que evite la frustración causante de estos problemas, ese debe de ser un objetivo principal de la acción educativa, a partir de ahí fomentar las relaciones sociales y participativas. El padre tanto si permanece o no en el seno de la familia debe de someterse a plan de rehabilitación y de terapias y programas para la modificación de la conducta agresiva.

Ya para terminar, solo queda preguntarnos si se hubiera detectado o  no alguna vez si el padre no se le hubiera ido la mano de esa manera… cuantos niños, mujeres y hombres están sometidos al maltrato psicológico llevando una vida aparentemente normal y siendo la semilla de tantas y tantas agresiones y barbaridades que vemos en un informativo… La detección precoz de estos casos es fundamental y la educación social tiene mucho que decir en este ámbito consiguiendo y concienciando la implicación de todos… desde el colegio hasta el vecino que mira hacia otro lado.


Saludos

In memoriam...

Traducción de la viñeta: 
 
Niña:Tengo que decirle, señor... Lleva en su brazo un tatuaje mortalmente aburrido. Es sólo un montón de números
Señor: Bueno, tendría tu edad cuando me lo hicieron. Lo mantengo como un recordatorio
Niña: Oh! ... Un recuerdo de días más felices
Señor: No, de un tiempo en el que el mundo se volvió loco "Imagínate a ti misma en un país en el que tus compatriotas siguen la voz de un político extremista al que no le gusta tu religión. Imagínate que te quitan todo, que a toda tu familia la envían a un campo de concentración para trabajar como esclavos, y ser asesinados sistemáticamente. En este sitio te quitan hasta tu nombre para ser sustituido por un número tatuado en tu brazo. Se llamó El Holocausto, cuando millones de personas perecieron sólo por sus creencias..."
Niña: Entonces lo lleva para acordarse el peligro de las políticas extremistas
Señor: No, cariño. Para recordártelo a ti.

Pues poco más que decir....

Saludos

Comparte este blog...