Educación Social y otras cosas mucho menos importantes...

UNICEF: El Reto

Hay números que duelen, 650.000 menores de 5 años necesitarán ayuda urgente para sobrevivir en Etiopía antes de finales de año, pero afortunadamente hay números que salvan vidas....

El sistema educativo es anacrónico

Ken Robinson, acusa al sistema educativo de cercenar el talento y las habilidades de los individuos por la falta de motivación.

Jhon Hardy, la escuela verde de mis sueños

John Harde por la Escuela Verde, un colegio de Bali en plena naturaleza, donde se enseña a los niños a construir, cultivar, crear

Retomando el Blog...

Han sido unos meses intensos en los que he dejado de escribir en el blog. Volvemos!!.

Pide a la ministra Leire Pajín que escuche a las trabajadoras del sexo

Petición ciudadana ante la preocupación de la situación de indefensión actual de quienes ejercen la prostitución por decisión propia.

Diez millones de personas hacen frente a la hambruna

Diez millones de personas hacen frente a la hambruna después de la peor sequía registrada en África del este en 60 años.

Protesta ante el Banco Mundial

Son muchos los blogs independientes expertos en macroeconomía, que apuntan que tras la inicial crisis económica nos asolará la crisis energética.

Modelos Educativos

Entendemos que muchos de los problemas que nos acechan tienen una importante dimensión educativa a la que no a acabamos de abordar con éxito.

Paraísos fiscales

Desde la ONG InspirAction, emiten la siguiente nota de prensa de la que Desde los asientos de atrás, como en otras ocasiones, con gusto, nos hacemos eco...

lunes, 24 de mayo de 2010

Las aulas hospitalarias...


Sinceramente, cuando abordamos este tema, uno espera que con la formación que recibimos y con la calidad de los profesionales que tenemos, estas iniciativas no solo estarían más desarrolladas, sino que además funcionan como a un nivel que debería de ser ejemplar. Pero la realidad es que una vez más no se trata de una carencia en relación al factor profesional que comentamos sino que se trata de una carencia de medios  o de la atención necesaria por parte de las administraciones que según nos comentaban los compañeros casi que son llevadas por el buen hacer de voluntarios.

Las compañeras nos trajeron a clase, a lomos de un trabajado guiñol, la dura realidad de estos niños que precisamente y gracias al hilo conductor que utilizaron, supieron suavizar. La metodología a la hora de exponer es una parte muy importante… supone planificar, decidir el enfoque, preparar, tener ideas etc. Independientemente de cómo te salgan en el momento de la ejecución (que depende de muchas cosas), lo previo tiene un inmenso valor y por ello la propuesta de planteamiento de las compañeras me pareció muy trabajada y pensada para  tratar un tema tan duro y sensible desde una óptica asequible.

Estas aulas consisten en unidades escolares situadas en el complejo hospitalario para dar atención educativa, en el periodo que dure su hospitalización, normalizando y paliando las consecuencias negativas durante el ingreso. No solo alcanza las insuficiencias que padecen por su situación en el ámbito de la educación formal, sino que se atiende de manera muy especial las necesidades psico-pedagógicas y socio-afectivas. Démonos cuenta de los que supone en el desarrollo social, afectivo y formativo una enfermedad que te aleja de las experiencias habituales de los amigos, el colegio, los profesores, etc. Si estas deficiencias que se producen por causa mayor no son atendidas, sumaremos al problema de la enfermedad un problema de adaptación cuando todo acabe.

Las aulas hospitalarias aparecen en los años los años cincuenta, en los centros vinculados con la orden hospitalaria de San Juan de Dios. Más tarde, en 1965, esta actividad se amplía a la red pública y es cuando en diversos hospitales españoles se crean aulas hospitalarias por parte del antiguo Insalud. En 1974, se crea en el Hospital Nacional de Parapléjicos, en Toledo una Sección pedagógica pero esta actuación no se extiende y no es hasta 1982, con la publicación de la Ley de Integración Social de los Minusválidos cuando hay una legislación que sustenta esta atención educativa. En 1998 es cuando se firma un convenio entre el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Sanidad y Consumo y el Instituto Nacional de la Salud para desarrollar la escolarización del alumnado hospitalizado. A partir de aquí, las competencias de cada comunidad autónoma empiezan a jugar un papel importante.

En Andalucía, contamos con regulación específica, por un lado la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación. Donde la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía en el Capítulo VII, Artículo 21, referido a la Escolarización de la población escolar que por razones de enfermedad no puede asistir al Centro educativo, establece que:

1. Se garantizará la continuidad del proceso educativo del alumnado de enseñanza obligatoria que por razones de enfermedad no pueda asistir a su centro docente.
2. Los alumnos hospitalizados seguirán el proceso de enseñanza aprendizaje dentro del propio hospital, en las aulas hospitalarias. 

Artículo 22. Actuaciones de compensación.
1. La Consejería de Educación y Ciencia establecerá las medidas y los procedimientos que aseguren la adecuada relación entre las aulas hospitalarias y específicas y los Centros docentes a que se adscriban.
2. En la atención educativa y asistencial de este alumnado se favorecerá la participación y colaboración social.

Por otro, el tan conocido ya por nosotros, Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía (2003-2006), Tomo II. 2. Política de Educación. En lo que respecta a la atención de los alumnos hospitalizados establece unos indicadores físicos, refiriéndose a las aulas hospitalarias, dotadas de un contenido en el que será fundamental la labor de los profesores tanto en su faceta como garantizadores de la continuidad del proceso educativo como de la relación con los centros de referencia de los alumnos. 

También el DECRETO 167/2003, de 17 de junio, por el que se establece la ordenación de la atención educativa los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones sociales desfavorecidas. En la Capítulo VI, artículos 34 y 35, se hace referencia de forma expresa a los alumnos que por razones de enfermedad no puede asistir al centro escolar y la actividad de las aulas hospitalarias.

Las aulas y el personal que trabaja en ellas deben de ser extremadamente flexible, ya que tratan son niños con diferentes patologías que aunque tiene en común la larga duración tiene diferentes efectos sobre las capacidades de los niños y la capacidad de adaptación a esos cambio por parte de los profesionales debe de ser tremendamente rápido, para eso es necesario que la comunicación entre médicos, educadores y padres sea fluida y coordinada. Porque eso también es un factor de riesgo como el aislamiento a que se ven sometidos en el hospital que provoca que se pierdan la socialización, el descuelgue con los compañeros de curso, la desgana y el hastío de la enfermedad y los tratamientos que sufren, el desánimo de sus padres, etc...

Como objetivos para combatirlos deben marcarse continuar con la formación formal del niño, fomentar, desarrollar y mantener las habilidades sociales y creatividad, establecer comunicación con el entorno escolar para evitar el aislamiento, fomentar la implicación y la participación en el aula, divertir a los niños, asesorar a los padres y formar parte del proceso de curación influyendo en el estado de ánimo e ilusión. Como vemos aquí hay muchos ámbitos que son competencia directa de la educación social.

Buceando por la red se habla en numerosas ocasiones de un proyecto llamado "Mundo de Estrellas". En Diciembre de 1.998, el Servicio Andaluz de Salud, puso en marcha en el Hospital Infantil "Virgen del Rocío", este proyecto que aprovecha las NNT como vehículo de mediación para que los niños interactúen entre ellos, ampliando la participación en las aulas de manera virtual entre otras aulas hospitalarias. Con una interfaz agradable y llamativa, se consigue evadir y a la vez enseñar a los niños nuevas posibilidades, el manejo de las NNTT, el trabajo en red, etc. Ya sabemos el poder de atracción que tienen estas cosas para los niños, pero este proyecto debe avanzar al ritmo de las nuevas tecnologías, lo que en 1998 era algo atrayente ahora no lo es. Desconozco que nivel de implantación se tiene actualmente en los hospitales, pero el proyecto parece estar vivo y evolucionando, ya que se sigue invirtiendo en su mejor como muestra este enlace. De todas maneras hay nuevas iniciativas más actuales y con mejores perspectivas como la que hace poco publicaba el Diario de Andalucía en esta noticia, que nos habla de la apuesta e iniciativa del portal http://www.aulaenlinea.es/ que según reza en su Web:

"...es una aplicación gratuita de uso online, destinada a la colaboración participativa de diversos colectivos sociales, con el fin de promover la educación online en el sector de la salud pública y privada, siendo el objetivo principal de la misma el de llevar el aula física a un ambiente virtual, para el beneficio de aquellos menores que por circunstancias médicas no pueden recibir una educación convencional, en el aula de clase."


Os dejo con un video que pusieron en clase las compañeras relacionado con el tema,



Saludos

Bibliografia y webgrafía. 
“Las aulas hospitalarias”, Alba cabezas gallardo (2008), Revista Digital "INNOVACIÓN Y EXPERIENCIAS EDUCATIVAS" Granada.

domingo, 23 de mayo de 2010

Los MINA

En ocasiones, cuando tratamos el tema de los inmigrantes, valoramos el fenómeno desde la perspectiva de la problemática que se encuentran y originan en el lugar de destino, pero no valoramos la dura decisión que se encierra tras el momento de la marcha.

Siempre he pensado en que un ejercicio de reflexión y empatía que todos deberíamos de hacer antes de opinar en este tema es pensar en el las circunstancias que obligan a una persona a dejarlo todo... familia, amigos, entornos, costumbres, cultura, idioma… reflexionar sobre que poderosas causas obligan a emprender un incierto viaje a lo desconocido, a miles de kilómetros de casa rompiendo, sin saber hasta cuando, con todo nuestro entorno o afrontar la responsabilidad, en el caso de viajar acompañados, de exponer a tus seres queridos a los semejante aventura. 

Pues si es dura la decisión para un adulto imaginaros para un niño o adolescente, y peor aún, imaginad asumir esta situación cuando un menor quede solo en mitad del camino por la desaparición de sus padres o tutores. La situación da escalofríos solo de pensarlo porque la vulnerabilidad de estos pequeños es atroz, bien hayan iniciado el viaje por decisión propia o se hayan quedado solos durante el trayecto y esta situación fue perfectamente representada con el acertado fragmento de la película de animación “En Busca del Valle Encantado”
Así pues buscamos la descripción del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, los menores no acompañados son: “Un niño no acompañado es una persona menor de dieciocho años, a menos que en virtud del derecho aplicable al niño, éste alcance la mayoría de edad antes, que “está separado de su padre y de su madre y del que no se ocupa ningún adulto que, en virtud de la ley o de la costumbre, debe desempeñar esa función.” (ACNUR: 1997); y como vemos, no se menciona la condición de inmigrante, ni su origen, ni nada que se le parezca, y ya empieza rondarnos por la cabeza el fantasma de si no seremos nosotros mismos lo que incluimos adjetivos que excluyen a la hora de trabajar.

Según la asociación “Save the children” la principal razón por la que se emprende este viaje es por la necesidad o falta de protección y publican en su Web datos actualizados de este fenómeno.

En 2009, un total de 10.960 menores no acompañados solicitaron asilo en los 22 Estados miembros de la Unión Europea (todos excepto Rumanía, Polonia, República Checa, Dinamarca y Francia). Ello supone un incremento del 13% respecto del año anterior aunque hay que tener en cuenta que esta cifra sólo incluye a los solicitantes de asilo, dejando fuera los miles y miles de niños y niñas que se encuentran en situación totalmente irregular”. Puedes ver el documento entero aquí.

Como vemos, es una cifra alarmante aún hoy en día y no solo por las oficiales sino por el desconocimiento de las “no oficiales” que plantea una aterradora inquietud sobre el destino de esos niños en mafias, trata de blancas, etc. Por lo que pienso que la principal consideración que se le debe de otorgar es la de menor y entender que el hecho de ser inmigrante no es una condición, sino un factor de riesgo añadido. Una vez más me detengo en el planteamiento inicial considerando la importancia de delimitar el concepto para poder hablar de intervención y entender adecuadamente las prioridades en este tema.

En cualquier caso y una vez analizado el concepto, nos enfrentamos a la gran pregunta de cómo han llegado hasta aquí, no limitándonos a la búsqueda de la protección que apuntaba la asociación “Save the children”. Algunos son victimas de conflictos armados, de abusos, explotaciones, situaciones de severa pobreza que complican aún más su situación ya que la experiencia es siempre traumática. Pero debemos de entender que no siempre es así y esto está muy lejos de nuestra realidad cotidiana, que por circunstancias geográficas nos encontramos en las puertas de entrada de Europa y la de salida de África.

En España, la mayoría de los MINA son chicos marroquíes y la facilidad, la cercanía, la leyes de protección de menores españolas y la falsa creencia que aquí todo es fácil; hace que el perfil varíe mucho con lo que hemos visto hasta ahora y entre los mas de cinco mil menores que entraron en 2009 en España (según esta noticia de Europa Press), el 70% proceden de marruecos, de los cuales la mayoría tiene una edad entre 14 y 17 años. Tanto es así, que en ocasiones se ha considerado como una estrategia familiar, pensando que el menor tiene menos posibilidades de ser retornado que las personas legalmente adultas (mayores de 18) y que si logra establecerse en Europa puede suponer que toda una familia salga de la pobreza.

A veces la persona que tenemos delante, que legalmente es un menor, resulta que por la experiencia vivida y madurez obligada en país de origen,  que ya es todo un adulto. Esta situación es la que complica las cosas porque resulta que una vez más la desprotección del menor en el país de origen coloca que los chicos sean utilizados como arma arrojadiza. Es el mismo desprecio y desconsideración hacia el menor que explicaba Jaume Sanllorente en su libro “Sonrisas de Bombay” cuando contaba que en la India es habitual que los menores sean mutilados para que se dediquen a la mendicidad. Es duro, pero no podemos ser tan ingenuos de pensar que porque para nosotros sea una aberración, la necesidad no deshumaniza al hombre.

Otra vez (como cuando tratábamos el tema de los menores y edad penal) me encuentro con la contrariedad de que la ley para regular de acuerdo con la realidad, necesita acotar una edad para delimitar responsabilidades, eso que se llama responsabilidad legal, y que nos lleva a dar el mismo trato legal a todos los menores de dieciocho. Una vez más creo habría que afinar con más detalle, atendiendo a la evolución psicológica general y las capacidades propias de cada edad.

Reflexionemos en este punto de cual es la finalidad con el que viene el chico y cual es el tratamiento que le damos. Lo que hacemos, es que al ser un menor, lo mandamos a un centro de acogida porque la mayoría de las veces no podemos repatriarlos. Su ímpetu por cumplir sus objetivos los lleva en muchas ocasiones a abandonar el centro y por su condición de menores no encontrarán trabajo, por lo que el único medio que les queda para subsistir es la delincuencia, mendicidad y ambientes marginales, por lo tanto agravamos aún más el problema de la exclusión social.

Entre los muchos factores de riesgo que encierra la condición de menor e inmigrante que confluyen en esta circuntancia destacaremos;
  • Las circunstancias personales y sociofamiliares son muy penosas en el país de origen
  • Soportan un gran choque cultural.
  • Grandes carencias educativas y que imposibiltan la insercionlaboral adecuada
  • Traen grandes expectativas de futuro muy lejos de la realidad
  • Experiencia traumatica del viaje
  • Problemas de adicciones, de estres, de convivencia
  • Desconocimiento del idioma
  • Situación de desarraigo, soledad ,etc.
  • Tendencia a continuar viajando buscando sus objetivos, lo que dificulta su adaptación
  • Muchos ya ha delinquido para subsistir.
  • La familia no es un elemento activo en la planificación de la vuelta a casa del menor
Para afrontar este tema es necesario utilizar recursos, formación y medios, para que estos chicos tengan una oportunidad aunque sea de volver si es lo que quieren, pero lo que no podemos es permanecer impasibles, aunque sea desde la perspectiva egoísta, ya que la desatención de estos chicos es alimentar problemas futuros sobre todos nosotros.

Algunas iniciativas interesantes con respecto a estos chicos son la Fundación Persan o Sevilla Acoge, que realiza formación profesional especifica para ellos.

Saludos.

Bibliografía

jueves, 20 de mayo de 2010

El trepa.......

Vamos llegando a la recta final, y el blog daba una falsa sensación de aparente de calma... No es así. Los esfuerzos de intervención estaban volcados en otra tarea voluntaria, que por fin ha tocado a su fin, y como las metas son solo etapas que marcan el inicio de otras, volvemos con a la carga con las mismas o más ganas que antes.

Los acontecimientos en todas las facetas de la vida se suceden con rapidez, y hay que hacer un esfuerzo añadido y estar muy atento a la realidad y no perderse durante el camino sobrellevandola con un mínimo de sensatez, sin dejarte llevar por la sinrazón que parece dominarlo todo y que tanto trabajo como educadores promete proporcionarnos.

Por ello, y antes de comenzar con las exposiciones por donde las dejamos, quisiera compartir con vosotros un texto que me hicieron llegar el otro día y que habla de la dimensión psicológica de otro tipo de, por desgracia, habitual situación a la que  sin duda os enfrentareis (vosotros, porque yo ya la vivo) cuando nos incorporéis ese "maravilloso mundo laboral" del que tanto hablamos en clase. 

El artículo, podéis encontrarlo aquí y está elaborado por la psicóloga  clínica y escolar de la Universidad de Granada Dª. Trinidad Aparicio Pérez. No tiene desperdicio, el análisis y descripción del sujeto es impecable  al igual que las medidas psicológicas de autoprotección que nos propone adoptar, esto también es intervención educativa y en mi opinión, una joya. Os dejo con el texto:

El trepa en el trabajo

"Para muchos, la vuelta al trabajo tras un fin de semana se convierte en una auténtica pesadilla. Saben que se van a volver a encontrar con esa persona que les está haciendo la vida imposible. Seguramente nos encontremos ante un caso de trepismo laboral. Veamos en qué consiste, cuál es la personalidad de estas personas y cómo debemos actuar con ellas.

¿En qué consiste el trepismo?

El trepa responde a la figura de un individuo que se aprovecha y utiliza a un tercero para un beneficio propio. El trepismo se da cuando alguien quiere mejorar sus condiciones de trabajo y llegar lo más arriba posible sin importar los medios que utilice para conseguirlo, su objetivo es subir sin importar cómo.

Es muy difícil descubrirlos, el trepa nunca va a compartir información con el trepado aunque sí va a intentar sacarle toda la que pueda. Por ello, no le importa pisotear a los demás, desacreditarles y mentir sobre ellos con tal de llegar a donde pretende.

Este tipo de situaciones se da con más frecuencia en empresas poco organizadas o con pocos puestos de dirección y muchos empleados que persiguen con insistencia ascender.

También es cierto que hay empresas cuyos jefes promueven este tipo de conductas entre sus empleados porque piensan que es bueno para el crecimiento de la empresa, cuando en 
realidad es al contrario.

¿Cómo actúan?  

Su forma de actuar es muy sutil. El trepa suele utilizar el rumor para difundir comentarios que puedan dañar o desacreditar al otro, suele apropiarse de las ideas y éxitos de los demás.

Su primer objetivo es desacreditar a los que pueden sobresalir por encima de él. Se dedica a hacer la vida imposible a su víctima controlándola, manipulándola, humillándola, difundiendo rumores negativos sobre ella, utiliza la desacreditación y descalificación muy sutilmente.

Es muy frecuente que la víctima llegue a creer que tiene mala imagen entre sus compañeros, dude de su capacidad de trabajo, empiece a cometer errores que antes nunca había cometido, piense que está siendo juzgada por todos los que le rodean, etc. El efecto es tan destructivo que llegan a plantearse abandonar el puesto de trabajo.
 

Características de personalidad
 
Aparentemente suele ser una persona agradable y dócil pero bajo esta apariencia se esconde una personalidad dependiente, insegura, que no soporta a nadie que le haga sombra o pueda destacar más que él. El trepa es prepotente, carece de empatía, es celoso, desconfiado y necesita sentir que todos le admiren.

La relación con sus compañeros suele ser superficial y centrada en los intereses. Aunque aparentemente parece que es el que más trabaja de la empresa, en realidad no es así ya que todo su esfuerzo está centrado en desacreditar a su rival, destacar ante el jefe o intentar relacionarse con aquellas personas que le pueden ayudar a conseguir su objetivo.
 
Las personas que son atacadas por un trepa acabarán sufriendo estrés, insomnio, jaquecas, problemas digestivos, desmotivación, angustia, etc.

Trabajar con un trepa también tiene consecuencias para la empresa. Este tipo de personas rompen la armonía y buen ambiente laboral, hacen que los demás acaben rindiendo menos, disminuya su efectividad, aumente el absentismo laboral, etc.
 

¿Qué hacer?
 
Reconocer y detectar a un trepa no es fácil pero suele ser evidente con el paso del tiempo, tanto por la actitud como por los resultados tanto del trepa como de su posible víctima, con lo cual ante esto, solo cabe plantearse como actuar frente a este tipo de personajes.
Tenemos que determinar con la mayor claridad posible en qué nos está afectando y en qué nos puede llegar a afectar, así como nuestro grado de aceptación y sumisión para poder convivir con la situación.

Lo más importante es mantener el equilibrio psicológico y no perder la calma. Son varias las formas de actuar y no es fácil. Lo primero es estar muy convencido de la estrategia a seguir y mantenerse muy firme. Para ello hay que armarse de grandes dosis de paciencia y, sobre todo, intentar evitar implicaciones emocionales.

La mejor técnica antes de actuar es la observación, es decir contemplar todo lo que ocurre, tomar nota, conseguir pruebas, conocer perfectamente al trepa y después actuar.

No es aconsejable luchar contra él sino actuar con discreción. Afronta los problemas y conflictos, contesta cuando sea necesario y si es posible con ciertas dosis de paciencia y sentido del humor; la mejor arma es sonreír. Además de desorientar y desconcertar al trepa, facilita la convivencia.

Intenta hacerte con pruebas de lo que él está haciendo y toma notas. Si es posible, intenta que otras personas estén delante cuando el trepa esté actuando ya que lo mejor es hacer que los demás vean como actúa, descubrirlo en público, que todos sepan lo que es capaz de hacer.

Intenta seguir trabajando como siempre, no dejes que nadie te pisotee. Procura tener sentido del humor y relacionarte con otros compañeros de trabajo para que la jornada laboral sea más llevadera.

Ten cuidado con la información que posees, procura que el trepa no tenga acceso a ella, vigila la agenda, los informes, documentos personales, etc. Debes ser prudente a la hora de hablar y dar información. Cuanta menos información ofrezcas, mejor.

Conviene aclarar que es muy diferente que el trepa sea un jefe, a que uno sea jefe del trepa o se esté al mismo nivel:

- Si somos jefes, siempre en función de la estructura de nuestra empresa, deberemos determinar en qué grado estamos basando nuestro liderazgo: en relaciones interpersonales, en delegación de funciones, asignación de tareas, qué tipo de estructura estamos desarrollando, y en qué nivel está posicionado el trepa. A partir de ahí, se debe intentar no sólo dosificar el intercambio de información con el trepa sino la asignación de funciones.

Que el trepa sea conocedor de que somos conscientes de la situación, bien de una forma directa o por medio de acciones indirectas, llegará a hacerle cambiar de actitud, aunque de forma temporal, por lo que no debemos bajar nuestro nivel de observación y periódicamente revisar nuestras posturas.

- Si el trepa es un jefe, la actitud, siempre dentro de las normas de la empresa, pasa por ampliar el número de interlocutores de todas nuestras acciones y trabajos. Haciendo que un mayor numero de personas y compañeros sepan de nuestro trabajo, no sólo estamos dando a compartir más información, sino que estamos haciendo saber cuál es el origen de ese trabajo, lo cual va cerrando puertas para que se asignen nuestros esfuerzos.

- Esto mismo es aplicable en caso de que el trepa sea de nuestro nivel o parecido. Con un enfrentamiento directo, el cual apetece, nos pondríamos en evidencia, y más demuestran las acciones que las palabras. En cualquier caso, provocar al trepa a que tome iniciativas y que las desarrolle el solo, analizando los resultados de forma individual, hará evidente al grupo la actitud de cada miembro.

Es aconsejable intentar desconectar del trabajo fuera de la jornada laboral, realizar actividades fuera del trabajo, hacer deporte, buscar hobbies, practicar la relajación, rodearse de personas que nos hacen sentir bien, etc.
"

Dª. Trinidad Aparicio Pérez
Psicóloga clínica. Psicóloga escolar
Universidad de Granada
 
Otra faceta del acoso que no se cierne solo sobre el ámbito escolar y de la que no estamos ajenos ninguno.  A veces, estas personalidades a las que alude Trinidad Aparicio, se van forjando en otros ámbitos... quizás en el escolar, o en el instituto, o en la Universidad ¿quien sabe? Todo aparece cuando se conspira, se oculta, se calla... cuando la ley del silencio de la que hablábamos  en la exposición de bullyng, es la única ley que impera. La única forma de que el mérito y la competición sana triunfe, es con las mismas reglas para todos, porque en mi humilde opinión existen trepas porque es la única alternativa que funciona para conseguir lo mismo que otros ganan día a día trabajando.


Saludos, 

PD: Me alegro de retomar el blog

Comparte este blog...